#

Lo que he aprendido en 4 años como autónomo

Lo que aprendí en 4 años como freelance en Video Marketing en Valencia

¡Ojo! No es este un post sobre emprendedores, startups o rondas de inversión. No encontrarás aquí casos de éxito. De hecho empiezo mi enésimo proyecto ( Onwink.com – una agencia de Vídeo Marketing en Valencia ) porque los anteriores no funcionaron como esperaba. Tan solo recojo los consejos que creo que me daría a mi mismo si tuviera la oportunidad.

 

Mi primer consejo es claro: No lo hagas.

Cuando empecé con mi primer proyecto “propio” venía de un periodo de trabajo por cuenta ajena. Me aconsejaría ahora seguir intentándolo por ahí. No empezaría un proyecto por necesidad. Esta misma semana lo decía Javier Megias.

Si tienes que empezar un proyecto que sea porque crees en él, has hecho números, has detectado una necesidad en el mercado o tienes un producto viable. O mejor, algunas o todas las anteriores.

 

Sobre la pasta:

– Lo más importante es la caja: si el proyecto no genera un retorno; si no puedes comprar, contratar o alquilar no podrás trabajar, y en poco tiempo, vivir. Controla el dinero al detalle.

Hacienda te va a crujir: Cuota de autónomo: más de 200 euros, IVA al 21%, retención al 21%. Si en los primeros meses facturas 1.000 euros, cuenta con menos de 500 (si cobras todas las facturas)

– No trabajes con administraciones públicas: A menos que tengas proyectos muy provechosos o claros, no compensa cobrar entre los 6 meses y dos años.

– Algunas facturas quedarán pendientes: Esto es algo en lo que no piensas cuando empiezas. Incluso alguien conocido, un cliente con el que ya has trabajado, pueden dejarte alguna factura impagada. Nos pasa a todos. Al menos todo mi círculo tiene algún impagado.

– No trabajes gratis para nadie excepto para ti mismo: En todos los sectores hay trabajos gratis, especialmente en el sector audiovisual. Si te proponen un trabajo a cambio de “aparecer en los créditos”, “mejorar tu portfolio” o “futuros trabajos pagados”, valora el utilizar ese tiempo y recursos en un proyecto propio. Así al menos aparecerás el primero en los créditos.

– No necesitas financiación, necesitas clientes: ¿Quieres financiación para comprar material, alquilar una oficina o contratar? Págalo con trabajos de verdad y facturas cobradas. Al final no tendrás que devolver un dinero que no tienes. La deuda mata proyectos.

– Recorta tus gastos al máximo: no necesitas empezar en una oficina ni contar con una berlina de alta gama para ir a vender tu producto. Existen muchas formas de recortar gastos y un sinfín de ellos que no son necesarios. Aprovecha los recursos digitales (herramientas, marketing); las entidades de desarrollo (CEEIs, ADL, asociaciones); las personas con experiencia empresarial.

Qui guarda quan te, menja quan li falta: (Quien guarda cuando tiene, come cuando le falta) Es una expresión valenciana que se explica por si sola. Un ejemplo: guarda la parte proporcional del finiquito de cada empleado cada mes. Si algún día se marcha alguien, tendrás en caja el dinero. Otro: Aparta el IVA de cada factura. Cuando pagues el trimestre, tendrás lo que hayas descontado ahorrado.

 

Sobre modelos de negocio y estrategia:

Valida tu negocio: Visualiza y desarrolla tu negocio antes de empezar, una buena herramienta es el business model canvas, charla con empresas y clientes. No es necesario empezar con todas las cartas sobre la mesa, ni hipotecando tu futuro sin comprobar ni validar tu modelo. Investiga sobre lean startup, mínimo producto viable, landing pages con una campaña de Adwords para recoger Leads (Unbounce, Lander, Aweber, Mailchimp). Invierte en un vídeo explicativo de tu servicio, producto o proyecto para “venderlo” más rapidamente. Lo he escrito de esta manera avanzada de forma premeditada. Puedes preguntarme lo poco que se yo e investigar sobre ello.

Existen 4 tipos de clientes: Cuando vas haciendo proyectos vas adquiriendo cuatro tipos de clientes: 1 Clientes con los que trabajas poco y que son poco rentables, 2 Clientes rentables con pocos proyectos, 3 Clientes con muchos proyectos pero poco provechosos, y 4 Clientes con los que trabajas mucho y que dejan un buen beneficio. ¿Adivinas en que grupo has de centrarte y dejar los otros tres de lado?

– No trabajes con amigos o familia: ( No hase falta desir nada más )

– Soluciónale la vida a tu cliente: En tu estrategia inicial, decides ofrecer un producto con unas condiciones. Pero tu cliente puede necesitar otra cosa diferente. Soluciónale la vida, adapta tu oferta al máximo para que le sirva completamente, con el único límite de que te sirva a ti también.

No pierdas tiempo (ni dinero) en reuniones: La mayoría de reuniones se pueden solucionar con una llamada, un Skype (o Hangout). Cuando te pidan un presupuesto haz una reunión. Crea la mejor presentación posible, dejando perfectamente claro lo que el cliente obtendrá y cuales son tus condiciones. A partir de ahí debería ser un sí o un no. Trabajamos juntos o nos decimos adiós. No hay que concretar más detalles, presentarlo a gerencia o ajustar el presupuesto. Ya lo hiciste en la reunión. Ahorrarás tiempo y dinero de tu proyecto y de tu cliente.

– Hay proyectos que no valen la pena: Sobre todo cuando empezamos queremos estar en todos los proyectos, cumplir con todos los clientes. Trabajar aunque no nos sea rentable. Es un error. Hay que aprender a decir que no si el proyecto no va a ser rentable y adecuado tanto para tu cliente como para ti. Si te sale un presupuesto no rentable, apártalo y dedica tu tiempo a desarrollar tu negocio, un proyecto propio o a afilar la sierra.

Sobre el entorno del emprendedurismo

– Lleva siempre las bragas limpias: Una buena amiga, Rosa de Coworking Valencia siempre me dice que en esta época de medios sociales todo el mundo te conoce enseguida, y que hay que llevar siempre “las bragas limpias”. Entérate de aspectos de responsabilidad y legalidad para tu actividad. Si tienes mucha presencia en Internet aprende de dominios, cookies, LSSI, LOPD y búscate un buen abogado.

– La mayoría de eventos, conferencias, networkings y formaciones no te servirán de nada: He acudido a un montón de eventos en cuatro años. Solo me han servido para hacer negocio unos pocos. Eso sí, por otro lado he conocido a gente estupenda. Nos solemos dejar llevar por el “hay que estar en todo”. Si decides ir a un evento, hazlo a conciencia. Investiga a los organizadores, ponentes y asistentes. Prepara los encuentros con las personas que te interesen, y de la misma manera, escucha atentamente al que le interese hablar contigo. No marees por ahí a ver que cae, visita clientes con propuestas interesantes.

– Hablar en público y vender a clientes es importante: Si tu no puedes vender tu producto a tus clientes de confianza, tus comerciales no podrán.

– Ten compañeros mejores que tu: No te asocies con personas que tengan las mismas virtudes y puntos flacos que tu. Compensa el equipo. Si tus compañeros son mejores que tu, sentirás la obligación de ponerte a su altura. Yo he tenido mucha suerte en mi etapa anterior con Visualem (la mejor productora audiovisual para empresa). Mis compañeros Marta, Edu e Ixai destacaban en aspectos a los que yo no llegaba, creando un equipo equilibrado.

Vas a hacer enemigos y a sufrir conflictos: Competidores, clientes rechazados, compañeros que no lo son tanto, etc. A lo largo de una trayectoria empresarial es seguro que te encontrarás con problemas, disputas y malentendidos. Por muy buena fe, paciencia y talante que tengas. Hay proyectos que no salen, que salen mal, dinero que se esfuma, facturas impagadas. Miguel, Juanra, Fran, Alberto, Ricardo (y otros), ojalá hubiera ido todo de otra forma.

Sobre ti

La organización salva vidas: Si tienes todo lo que se te pueda ocurrir bien atado, agendado y organizado solo te surjirán imprevistos. Si te dejas llevar por el caos echarás más leña al fuego. Si trabajas con archivos informáticos, ten doble copia de seguridad de todo. Yo tengo doble e incluso triple copia de seguridad de algunos proyectos importantes. Algunas en discos duros externos en localizaciones alejadas de mi oficina, y no guardo datos de seguridad nacional precisamente. Y aún así alguna vez he tenido algún percance con los datos, no muy importante lamentablemente. La informática es perversa

– No trabajes en pijama: Desde que soy autónomo, freelance o tengo un proyecto propio he combinado periodos en centros de trabajo, con la oficina en casa. Ambos tienen ventajas e inconvenientes, pero mi experiencia me dice que las temporadas largas en casa son improductivas.

– Ahorra todo el tiempo que puedas: tu tiempo es tu activo más importante, cuídalo. Aprovecha las herramientas digitales (mis imprescindibles sin descubrir nada son: Gmail, Evernote, Dropbox, Smartphone, vídeo conferencia). Rechaza proyectos no interesantes para desarrollar tu negocio. Externaliza tareas: si puedes contrata o subcontrata lo que no sea el núcleo de tu actividad. Hacer tu declaración y llevar los impuestos te ahorrará los euros de gestoría, pero ¿valen la pena los 100 euros (p.e.) enfrentados al tiempo que utilizarás?

No te enfades, no te quejes, no te deprimas. No sirve para nada.

– Recopila tus experiencias, datos e información sobre finanzas para analizar y cambiar. Si no sabes lo que te gastas y lo que ingresas vas a ciegas.

– Márcate un horario y respétalo: Esto no tiene mucha historia. Para que las cosas salgan adelante precisan de tiempo y dedicación. Y al contrario si no dedicas tiempo a tu vida, ¿para qué trabajas?  El trabajo no sirve de nada si no pasas tiempo con tus hijos o sales a cenar con tu pareja.

 

He estado preparando este post durante cuatro años. ¿Te parecen elementos clave cuando empiezas un proyecto propio o destacarías otros? Participa por favor con un comentario aquí, o hazme un tuit en @josealca

 

Leave a comment

View comments

Cifu13

13 Noviembre 2013, 04:41 PM

Me parece un post de los mas acertados en los últimos tiempos, enhorabuena!

Responder

Juan Antonio

13 Noviembre 2013, 07:18 PM

Transmites gran cantidad de experiencias y lecciones de gran utilidad. Ser emprendedor no es tarea fácil. El deseo de emprender debe ser más fuerte que los riesgos e incomodidades a asumir, que como tú bien expones no son pocos. La solución al trabajo no debe ser emprender un negocio como nos quieren vender desde el gobierno. Emprender debe ser un objetivo profesional y personal.
Gracias por tus consejos.

Responder

    josealca

    13 Noviembre 2013, 11:12 PM

    Estoy de acuerdo contigo, Juan Antonio. Muchas gracias por tu comentario

    Responder

Jenn

13 Noviembre 2013, 07:36 PM

Enhorabuena José! Realista, claro y con una gran empatía me quedo al leerte.
Gracias por compartir tu experiencia.
Good luck cracker!

Responder

    josealca

    13 Noviembre 2013, 11:12 PM

    Gracias Jenn por tu comment

    Responder

Las apps que más utilizo en mi móvil – Josealca

14 Noviembre 2013, 12:09 AM

[…] del intenso primer post del blog sobre mi experiencia como freelance (muchas gracias a todos por participar con los comentarios en el blog, Twitter y Facebook y […]

Responder

Rosa

14 Noviembre 2013, 08:48 AM

Siempre hay que estar preparado, nunca se sabe lo que la gente puede pensar de ti cuando se te levanta la falda. Lo que vean los demás casi que no importa, pero si es lencería fina, mejor. Y lo de ir limpita, ya se sabe, la oportunidad de tu vida te puede pillar en cualquier momento. Esa oportunidad puede ser Georges Clooney, un inspector de Hacienda o un cliente.

Responder

Stepienybarno

16 Noviembre 2013, 08:37 AM

Buena reflexión.
Es bien cierta la importancia de vender tú mismo el producto, si no eres capaz, mal plan.
Un saludo.

Responder

javier

16 Noviembre 2013, 10:31 AM

Enhorabuena por el post, me parece muy
ilustrativo de lo que supone iniciar un proyecto por cuenta propia… coincido mucho en casi todo lo que explicas. Un saludo.

Responder

Almudena Gancedo

16 Noviembre 2013, 02:35 PM

Te felicito por post. Pensamientos en voz alta, en este caso escritos, para los que trabajamos para bien y para mal por nuestra cuenta. Gracias!

Responder

Félix Rivas

17 Noviembre 2013, 11:35 AM

Felicidades José Alca, con tu artículo has dado multitud de pistas que nos vienen muy bien a muchos autónomos. Gracias

Responder

PEP REDÓ

02 Julio 2014, 11:00 AM

Gran article, és una realitat trista però molt certa …

aaaapa

Responder